sábado, 24 de marzo de 2012

Reseña novela: Los juegos del hambre

 Lo que en el pasado fueron los Estados Unidos, ahora es una nación llamada Panem: un fastuoso Capitolio ejerce un control riguroso sobre los doce distritos que lo rodean y que están aislados entre sí. Cada distrito se ve obligado a enviar anualmente un chico y una chica entre los doce y los dieciocho años para que participen en los Hunger Games, que son transmitidos en directo por la televisión. Se trata de una lucha a muerte, en la que sólo puede haber un superviviente. Katniss Everdeen, una joven de dieciséis años, decide sustituir a su hermana en los juegos; pero para ella, que ya ha visto la muerte de cerca, la lucha por la supervivencia es su segunda naturaleza.

Tenía muchas ganas de leermelo porque en mi clase todo el mundo está revolucionado con esta saga, todo el mundo habla maravillas, y además quería leerlo antes de que sacaran la película el 20 de abril. Me lo leí en 2 días, es un vicio total, es una auténtica pasada.
No había leído nada de Suzanne Collins pero la verdad es que tras leer este libro tengo unas ganas atroces de leer más cosas de esta mujer.
Empecemos por lo bien que está llevada la historia, puede que lo del juego de supervivencia no sea muy original pero la manera en la que está contado sí lo es. La verdad es que es una historia algo cruel porque que 24 adolescentes se tengan que matar entre sí no es algo muy "happy" pero es que es tan genial *_*. Los personajes bien trazados, Katniss la protagonista tiene un carácter fuerte, no es la típica niña tonta sino todo lo contrario, desde que murió su padre ella se busca la vida como cazadora. Peeta (el chico del pan, para los amigos XD) es mi personaje favorito del libro, es amable con todo el mundo y aunque no lo parezca es bastante fuerte. En cuanto a los demás tributos le he cogido un cariño muy especial a Rue, una niña de 12 años del Distrito 11. Thresh, también del distrito 11 me ha caído genial, al principio tiene pinta de bruto pero luego la verdad es que no me lo esperaba. Cato (el chico del Distrito 2) me lo imagino como el típico bestia, la verdad es que me ha parecido insufrible pero eso es lo que la autora pretende. La comadreja (Distrito 5) me ha encantado, es de las pocas que usan la cabeza y no la fuerza bruta.

Además de los personajes, el libro tiene un ritmo muy rápido y no puedes parar de leerlo porque en cada página pasa algo importante.
En fin, no os voy a aburrir mucho más contándoos lo muchísimo que me ha gustado este libro pero lo único que os digo es: TENÉIS QUE LEERLO.
Yo en cuanto pueda me compro el 2º.

9 comentarios: